Hoy comienza una nueva etapa de mi vida profesional que sé que influirá en todos los aspectos de mi vida personal. Hoy es el comienzo de uno de los más grandes sueños de mi vida. Algo que lleva en mi mente desde hace muchos años y que, hasta ahora, no he podido hacer realidad. Mis responsabilidades como madre, y mis ansias de formarme y crecer como profesional, han sido la razón de que, hasta hoy, no se abran las puertas al gran sueño que he tenido siempre: la apertura de un Centro en el que sea posible que las personas puedan aprender a ser más felices, a relacionarse mejor consigo mismas y con los demás, y a contribuir de forma activa en el desarrollo de una mejor sociedad.

Desde hace años llevo echando de menos una asignatura en los centros educativos: La Educación Psicológica. Llevamos a nuestros hijos a los colegios para que les enseñen a leer y a escribir; Matemáticas, Lengua, Historia, Geografía, Educación Física… ¿Y la Educación Psicológica? ¿Acaso no es importante?

La Educación Psicológica es la que nos enseña a gestionar nuestras emociones, la que nos enseña a tener controlados el estrés y la ansiedad, también a relacionarnos de una forma más sana con nuestro entorno, a potenciar nuestras fortalezas y talentos,  nos enseña el respeto a la diversidad, el desarrollo de los valores éticos, la que nos enseña a querernos más y a querer y aceptar a los demás en sus diferencias…. Por tanto, ¿Qué pasaría si tuviésemos ese aprendizaje desde pequeños y a lo largo de nuestra vida de adultos? Está claro que habría menos sufrimiento, menos enfermedades asociadas a las emociones; mejoraría sustancialmente la relación entre las parejas, los padres y madres e hijos, hermanos, compañeros, etc; habría menos acoso y maltrato tanto familiar, como de pareja, escolar y laboral; habría más respeto por las personas que son, piensan y actúan de forma diferente (dentro de las normas sociales y culturales); sería mayor nuestro rendimiento personal y profesional; habría menos fracaso escolar; se reduciría el absentismo laboral; se recurriría menos al consumo de drogas; se evitaría caer en manos de amores tóxicos o de relaciones de pareja destructivas;  se reducirían los niveles de violencia y el número de suicidios, los trastornos de alimentación… En definitiva, tendríamos un entorno mucho más amable.

La Educación Psicológica nos enseña, en definitiva, a ser más Felices. ¿O no es lo que queremos todos para nosotros mismos y para nuestros hijos y demás seres queridos? Cuando un niño nace, sus padres tienen un único deseo: que sean buenas personas y que sean felices. No dicen que sea abogado, mecánico, o cualquier otro profesión… No, lo que dicen es eso: que sea una buena persona y que sea feliz. Y es que un niño recién nacido no nace ni víctima ni maltratador, ni electricista ni ingeniero, ni bueno ni malo… Un recién nacido se va haciendo como persona… Pero, ¿qué eslabón de la cadena educativa se rompe, o se tuerce, para que se convierta en un peligro para sí mismo y para los demás? Está claro que tenemos una asignatura pendiente para impartir: la Educación Psicológica, que es la que nos ayudará a ser mejores personas, a ser más felices, más productivos y a construir mejores sociedades para dejar un mundo mejor que el que teníamos cuando nacimos.

Y ese es mi objetivo personal, el objetivo por y para el que nace el Método IDTSE: formar en Educación Psicológica  para hacer personas más felices

¿Es imposible? Está claro que no es fácil, pero tampoco es imposible.

Lo imposible es aquello que no se intenta

Genoveva VERA

32 Comentarios. Dejar nuevo

  • Te deseo lo mejor, primero porque tu te lo mereces y lo Segundo por los que luchamos por nuestra felicidad y la de nuestros hijos.
    Eres una excelente persona y profesional.
    Besos

    Responder
  • Muchas felicidades, un sueño cumplido de lo cual me alegro mucho, un beso

    Responder
  • Geno, gracias por estar siempre cerca. Eres tremendamente inspiradora para mi. Te deseo lo mejor en esta nueva aventura

    Responder
  • Nuria Martínez
    noviembre 13, 2017 9:07 am

    Enhorabuena !!!!! Súper buena idea, tendrás éxito sin duda…..
    Mucha suerte!!!!
    Nuria

    Responder
  • Gracias por poner tus conocimientos al servicio de los demás.
    Es una maravilla saber que tu, vas a ayudar a otras personas a ser mejores, a superar sus límites y a seguir y a luchar por sus sueños…El tuyo, ya se ha hecho realidad. Enhorabuena

    Responder
    • Mi queridísima Sara, tú has sido una de las grandes impulsoras de este proyecto. Gracias por darme la mayor de las alegrías y una de mis grandes fuentes de felicidad y gracias por cuidar de lo que más quiero en este mundo. Sigue siendo como eres, me siento muy orgullosa de ti… Bsss

      Responder
  • Felicidades, cariño! Cuando me comentaste tu sueño me emocionó y ahora me emociona ver que ya es realidad. Gracias por este empeño en contribuir a un mundo mejor. Estoy segura de que vas a tener un gran impacto. Muchos besos y mis mejores deseos.

    Responder
  • Le deseo la mayor de las bendiciones, es una de las personas que siempre agradeceré a Dios y a la vida conocer, le mando mil abrazos y mis mejores deseos!

    Responder
  • Lucía Cárdenas
    noviembre 13, 2017 12:54 pm

    Querida Vera. Felicitaciones!!!
    Que alegría saber que vas a seguir sembrando semillas de felicidad a los más pequeños y compartiendo
    lo que tu eres : Amor.
    Esa generosidad tuya no tiene límites. Tqm

    Responder
    • Mi querida Lucía, personas como tú sois mi fuente de inspiración para seguir mejorando en mi día a día… Espero que nuestros caminos vuelvan a encontrarse. Gracias por estar cerca a pesar de los miles de kilómetros que nos separan. Besos

      Responder
  • Muy interesante y totalmente de acuerdo. Labor dificil pero si se fuese introduciendo este tipo de educación emocional, en un futuro se irían viendo los resultados.

    Responder
    • Así es, estimada Ana María, es algo muy necesario, por eso tenemos que seguir insistiendo para que se introduzca en el sistema educativo como una asignatura más… Gracias por tus palabras. Un beso

      Responder
  • Siempre has sido una luchadora incansable en todos los aspectos de la vida..y éste es un sueño hecho realidad! Enhorabuena por este camino que ahora emprendes y en el que no dudo que pondrás tu corazón y tu alma como has puesto en todo lo que inicias..
    Un fuerte beso y un gran abrazo!

    Responder
  • Enhorabuena. Te deseo lo mejor. Te lo mereces por lo buena persona que eres y lo gran profesional. Besos

    Responder
  • Te deseo (y auguro) grandes éxitos en esta nueva etapa que empiezas. Besos

    Responder
  • Gema Aparicio Belloso
    noviembre 14, 2017 1:23 pm

    Hola Genoveva, me parece una estupenda idea y, sobre todo, muy bonita. No te quepa duda que cambias tristeza por ganas de vivir y sobre todo enseñas a gestionar emociones. Muchísima suerte. Muchos besos

    Responder
    • Querida Gema,
      Muchísimas gracias por compartir de forma pública tus palabras, porque tú conoces muy bien mi forma de trabajar. Eres uno de los ejemplos de superación y de ganas de crecer como persona y como profesional. Conseguirás lo que te propongas… ya estás en ello.
      Un beso

      Responder
  • José Manuel Lara
    noviembre 14, 2017 1:43 pm

    Geno…!!!!, gracias a la gran amistad que me une a tu hijo, mi Bro, he tenido la suerte de conocerte y ya hace tiempo de eso, y aunque desde Burgos es difícil poder compartir momentos especiales, Luis y yo siempre hemos compartido conversaciones sobre ti. Gran madre, mujer luchadora y trabajadora y una mujer en la que poder fijarse como ejemplo de persona.. Te deseo todo lo mejor en este nuevo proyecto porque te lo mereces. Un besito muy fuerte. José Lara.

    Responder
    • Querido Lara!!!
      Amigo del alma de mi hijo, sí. Y conociéndole a él, y el amor que me tiene (un poco más pequeño que el que yo le tengo a él, jejeje), puedo intuir todo lo que va contando de su madre, a la que ha visto crecer desde la casi nada.
      Ellos, mis hijos, han sido mis grandes compañeros de viaje, porque hemos compartido tiempo de estudios y son el motor de mi vida, sin duda alguna.

      Gracias, querido Lara, por tus palabras y por tus buenos deseos sobre mi nueva andadura. Y, gracias, sobre todo, por querer, apoyar y acompañar a mi hijo. Amigos incondicionales como tú, hay pocos. Un beso enorme.

      Responder
  • Cuanto me alegro de que por fin vea luz tu proyecto. Seguro que en breve se hará más grande y mucha gente se beneficiará de él. Enhorabuena por tu trabajo, sin duda eres ejemplar

    Responder
    • Muchas gracias Jesús por tus palabras. Esa es mi intención, que se expanda con rapidez y pueda llegar a mucha gente. Trabajar en la prevención es una de mis grandes aspiraciones. No concibo tener que esperar a que surja el problema y el sufrimiento para poder resolverlo, mi idea es aprender a anticiparse y poder reducir tanto sufrimiento emocional, tanta ansiedad y tanto estrés que suele desembocar en conductas inadecuadas (consumo de sustancias adictivas, maltrato….etc).. Mi idea es aprender a relacionarse bien con las distintas personas con las que te rodeas y anticiparse a los conflictos… En fin, alguien tiene que empezar los caminos…
      Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo

      Responder
  • Enhorabuena! Qué orgullosa estoy, y cómo me alegro de ver por fin tus sueños hechos realidad, el esfuerzo ha merecido la pena. Te deseo todo lo bueno en este nuevo camino que emprendes, un beso muy fuerte!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies