44 Mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, 1810 muertos en accidentes de tráfico, 3569 personas que se suicidaron (unas 200 personas lo intentan cada día). Estos datos corresponden al año 2016. Y aunque no hay cifras transparentes, unos 20 niños son asesinados cada año por sus progenitores o por sus parejas.

¿Qué llevó a estas 3569 personas a suicidarse y a los 44 asesinos a arrebatarle la vida a sus ex/parejas y, otros,  a esos pobres 20 niños con toda una vida por delante? ¿Desde qué emoción cometieron dichos actos? Rabia, ira, odio, tristeza, impotencia, frustración, dolor, sufrimiento… Emociones que no supieron gestionar y la única salida que vieron unos era quitarse la vida, y otros asesinar.  ¿Se podría haber evitado alguna de estas muertes si las personas hubieran recibido educación sobre cómo gestionar sus emociones  y sus pensamientos negativos  y sus creencias destructivas? Sin duda SI. Pues si para reducir el número de muertes en tráfico (1810), si para reducir el número de mujeres asesinadas (44) se hacen a diario campañas de concienciación, ¿por qué no se empieza a hacer algo para reducir el número de suicidios (3569)? ¿Es que hay muertes de primera y muertes de segunda? ¿Se imaginan cuanto dolor y sufrimiento dejan estas muertes a los seres queridos? No solo por la pérdida sufrida, sino por el pensamiento de si podrían haber hecho algo por evitarlo. Es completamente injusto.

Cuando di estos datos en mi conferencia del viernes pasado y hablé de los “muertos invisibles” (que es como así llamo a las personas que se suicidan porque no se hace mención alguna de ellos en los medios informativos), una persona que estaba en la sala argumentó que tal vez sería para evitar el efecto contagio. Yo le respondí que por esa misma razón no se deberían difundir las noticias de las mujeres asesinadas por sus exparejas o parejas, ni la de los niños asesinados por sus progenitores o por las parejas de estos. La cifra de suicidios es alarmante y no se hace nada por bajarla.

“Es necesario que los líderes políticos y educativos lleguen a entender lo importante que son los conocimientos sobre la emoción y el sentimiento porque muchas de las reacciones que consideramos patológicas tienen que ver con las emociones, principalmente con las emociones sociales”. Lo dice Antonio Damasio, que es uno de los neurocientíficos más reconocidos en el mundo de la ciencia.

Las muertes por suicidio es la primera causa de muerte entre los jóvenes. Muchas de estas muertes se podrían evitar si a los niños se les dotara de recursos para afrontar situaciones como el acoso, como las relaciones tóxicas, como una ruptura amorosa… Reforzar su autoestima, su autoconfianza, enseñarles a gestionar sus emociones, enseñarles a controlar los pensamientos negativos que tienen sobre sí mismos cuando se sienten unos inútiles o alguien se lo hace creer; saber relacionarse de forma eficaz para evitar o gestionar los conflictos relacionales…

Ya estamos tardando en tomar medidas preventivas para reducir tanto dolor, tanto sufrimiento… tantas muertes que se pueden evitar y no somos conscientes de esta necesidad hasta que nos toca de cerca.

Es imprescindible que la asignatura de Educación Psicológica se implante en el sistema educativo para empezar a trabajar desde la prevención. Porque, ¿cuánta gente tiene que seguir muriendo y sufriendo para que los líderes políticos y educativos lleguen a esta conclusión? Claro que es muy difícil que lleguen a ello porque están inmersos en sus luchas de poder y de posicionamiento. Yo solo espero que alguno deje de mirarse su ombligo y mire a su alrededor y se compadezca de nuestros niños y niñas, porque no se merecen que esta sociedad los empuje ni hacia la muerte ni hacia el asesinato.

De aquí el título de mi conferencia: La emoción y la motivación: el sentido de la vida. Porque las emociones motivan a las personas a determinados comportamientos constructivos o destructivos. Y de lo que no cabe duda es que detrás de las muertes violentas siempre hay detrás una emoción destructiva.

Por estas razones no pararé de pedir la asignatura de Educación Psicológica en el sistema educativo. ¡YA!

Gracias a los que asististeis a mi conferencia. Os enviaré por correo electrónico el resumen que os “prometí”.

Lo más esperanzador de todo es que #AprenderASerFelizEsPosible gracias a la #EducaciónPsicológica

¡¡¡Feliz día!!!

G. Vera

Imágenes de Pixaby

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies